miércoles, 20 de febrero de 2013

Entrevista, ÁNGELA BECERRA.

Esta semana he tenido la oportunidad de entrevistar a la escritora colombiana Ángela Becerra en su visita a Valencia, promocionando su última novela titulada Memorias de un sinvergüenza de siete leguas (Ed. Planeta).
Ángela Becerra, nacida en Cali (Colombia), llega a España en 1988. En abril de 2000 y en pleno éxito profesional, deja sus veinte años de carrera publicitaria -tras numerosos premios por sus  trabajos creativos- para dedicarse de lleno a su pasión: escribir. Su primera obra publicada fue ‘Alma abierta’ (2001), un libro de poemas escrito a golpes de luces y sombras. Con su novela "Ella que todo lo tuvo", fue galardonada con el Premio Iberoamericano de Narrativa Planeta Casa de América en 2009.
Os dejo a continuación la entrevista, deseándole mucha suerte con esta novela y sus futuros proyectos.

Mientras leía la novela me ha venido a la mente la imagen escolar de aquel lugar llamado Purgatorio.
Este sinvergüenza va a mostrar los máximos de las pasiones humanas; quería hacer un libro que se moviera en el límite de las pasiones humanas; es una novela de contrastes.
En la estructura de la novela hay una voz que lleva el estandarte del odio, otra que lleva el estandarte del amor, y hay otra que llevará el estandarte de todas las acciones del protagonista, Francisco Valiente.
Por otro lado, también he evocado de alguna manera el teatro de García Lorca.
Esta es una novela que tiene un punto teatral, ¿no? Porque se mueve así, en los márgenes, no hay lugar a los grises, es: o lo muy blanco o muy negro. Y es que la quería hacer así, y podría ser una obra de teatro absoluta. El hecho de que toda la novela transcurra en veinticuatro horas, el ultimo día del protagonista, de cuerpo presente, hace que toda su vida pase como una película, para que él pueda y el lector pueda, darse de cuenta de todos los males que ha cometido, de todas sus equivocaciones y los aciertos, los pocos aciertos, pero los tuvo.
Dicen que toda obra tiene algo de autobiográfica, ¿qué hay de Ángela Becerra en esta novela?
Yo no sé si hay algo o no, realmente, espero no ser así de sinvergüenza, (risas).
La verdad es que a mí siempre me ha gustado trabajar el tema de los sentimientos y del ser humano, desde esa complejidad que tiene; trabajar las entrañas, las vísceras del ser humano, y ver cómo se pude mover por el amor o cómo se puede mover por el odio; y desde fuera lo que tú detectas, lo que tú amas; pero no creo que sea una historia para nada autobiográfica, en absoluto.
Coménteme algunas frases que he seleccionado de entre las páginas de Memorias de un sinvergüenza de siete leguas. Por ejemplo: ‘Todos los mortales deberíamos ensayar estar muertos.’
Bueno, sí; si te dijeran que hoy es el último día, ¿qué harías? Seguramente tratarías de comerte la vida, pero a bocado entero. Esta frase a la que te refieres, es del protagonista, y trata de poder tener la posibilidad de que le desfile a uno por delante la vida que ha tenido y saber los errores, los aciertos… Estaría muy bien; que en la antesala de tu muerte, que te pasara la vida así y decir: “aquí me equivoqué” y decir: “voy a corregir esto”.
‘Se puede ser Grande habiendo nacido Ínfimo.’
Estamos hablando de un chico que no tenía nada y que por amor quiere tenerlo todo. Paradójicamente, esta frustración del amor le lleva a un desmoronamiento moral, a una degradación, pero él consigue, bajo su punto de vista, creer que  se hace grande, porque para él, ser grande es tener. Y como se reverencia aún el tener, entonces él quería pertenecer a esos, que le reverenciaran; para él eso era ser grande.
‘Los seres humanos somos unos supervivientes y acabamos dejándonos llevar por las circunstancias.’
Muchas veces las circunstancias te arrastran; en la historia de este libro, él vive una niñez marcada todavía por el franquismo y el nacional catolicismo, está en una ciudad de muchas tradiciones; claro, las circunstancias ahí pesan mucho, y pesa el ‘qué dirán’, el mantenerse a una clase en la que, para pertenecer, debe comportarse de una manera, y es víctima de ese momento histórico.
‘Cuando uno ama mucho, corre el riesgo de sufrir mucho.’
Es verdad, absolutamente, pero vale la pena, ¿no? Esta novela es una novela de máximos y evidentemente hay mucho amor y mucho sufrimiento.
‘Dejamos pasar lo bueno pensando que vendrá algo mejor.’
Sí, eso también pasa, que el ansia de perfección, de tener aquello tan anhelado y todo eso, hace que las pequeñas cosas pasen por delante sin  darnos cuenta de que allí estaba la gran historia. Se busca la perfección. De pequeño te cuentan unas historias que te hacen mucho daño, porque la realidad del amor es compromiso, comprensión,…, pero la gente cree que es como en los inicios; porque los inicios de una relación traen el: ‘yo te voy a vender lo mejor que tengo’  y ‘tú me traes lo mejor que tienes’, y creer que eso es todo, y no; estamos mostrando, pero eso es solo parte de la realidad.
El ser humano está hecho de luces de sombres, de ambigüedades y claroscuros, el que tiene tanto bueno también tiene tanto malo. Es pretender que la persona que se ha conocido sólo tenga una cara…  La luna tiene dos caras.
Es parte de la naturaleza humana, pero sólo nos gusta ver lo bueno.
*  *  *
Sinopsis del libro:
Sevilla se paraliza cuando Francisco Valiente, un triunfador hecho a sí mismo y que consiguió tener a toda la ciudad rendida a sus pies, muere de forma repentina. Su funeral congrega a las personalidades sociales y políticas más importantes del lugar mientras su mujer y su eterna amante van desgranando la vida del difunto. Lo que no imaginan ninguna de las dos es que él también las está viendo, y que tendrá mucha voz en su propio entierro.
El lector disfrutará con las peripecias vitales de este casanova moderno que encontró en el cortejo una inagotable fuente de diversión. Cada vez que una mujer caía en sus redes, se compraba un pavo real para celebrarlo. En su fantástica casa hay miles de ellos para desesperación de su esposa que, una vez muerto Francisco, tiene previsto liquidarlos a todos.
Por Ginés Vera

6 comentarios:

  1. Me entusiasmo más para leer este libro. "Ella que todo lo tuvo" fue fenomenal, lo cual me hace esperar un muy buen trabajo de esta nueva obra.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese caso cruce de propuestas, me anoto "Ella que todo lo tuvo". Gracias y un saludo.

      Eliminar
  2. Espero tenerla en breve para disfrutarla, me encanta la obra de Angela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El enfoque de Memorias... como le dije a Ángela me parece tan original que le hablaré a mis alumnos de ella por partida doble. Saludos y agradecido por la visita.

      Eliminar
  3. Angela,¿vas a venir por Barcelona proximamente para firmar ejemplares de tu novela?me encantaría

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, soy Ginés, el administrador de este blog y quien hizo la entrevista a Ángela en Valencia. Gracias por tu visita y comentario. Por cierto, no estoy muy seguro, no quisiera errar, pero creo que Ángela reside en Barcelona.

      Eliminar