viernes, 2 de octubre de 2020

Cuentos de grandes cuadros. Jordi Sierra i Fabra

He tenido la oportunidad de leer varias novelas de Jordi Sierra i Fabra. Y la suerte de conocerle en persona, hace años, en la Feria del Libro de Valencia. Si la última reseña de un libro suyo fue la de una novela juvenil, en este caso me he dejado seducir por sus relatos. Por los incluidos en Cuentos de grandes cuadros (Verbum). 

En el prólogo, Sierra i Fabra nos habla de su fascinación por los museos cuando era niño y de cómo lo que le sugerían los cuadros que veía en aquellos nacieron estas 17 historias. Los relatos vienen precedidos en orden por la biografía del pintor y la imagen del cuadro en cuestión. Cuadros de grandes artistas como Da Vinci, Gaugin, Goya o Dalí por poner algunos ejemplos inspiraron a fabular historias variadas desde las más clásicas a las más vanguardistas, desde las que parecen leyendas antiguas a una moderna huida en un entorno 2.0. 

Encontramos así en Cuentos de grandes cuadros guiños a La Gioconda o al Guernica; a la Muchacha con turbante (también conocida como La joven de la perla) o a El beso, de Klimnt; sin olvidarme de La maja desnuda o los Doce girasoles en un jarrón

Historia breves algunas y más largas otras con ese punto de fascinación por el arte, por la imagen reflejada en el cuadro, aunque en ocasiones la historia, el relato va más allá, como si el propio Sierra i Fabra hubiera viajado al inconsciente de cada artista pictórico o en un atisbo onírico nos hiciera partícipes de un juego de laberínticas narraciones a modo de invitación para que también nos dejemos llevar por su contemplación. Un último apunte. Según he sabido, este Cuentos de grandes cuadros sirve de apoyo para visitas concertadas al Museo de El Prado por colegios e institutos. Una estupenda manera de acercar nuestra riqueza artística a los más jóvenes, sin duda. 

Lee la bio de Jordi Sierra i Fabra 

Cuentos de grandes cuadros. Jordi Sierra i Fabra. Editorial Verbum

2 comentarios:

  1. Llevo años sin acercarme a este autor. Y solo he leído algunas de sus novelas juveniles. Este libro de relatos me parece una buena forma de acercarme de nuevo a él. Y otra manera de acercarnos al arte, sin duda.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, Margari. Gracias y un saludo.

      Eliminar